Tonos que transmiten calma, cálidos y versátiles, tan suaves como las plumas de un flamenco. Son el rosa y el terracota, algunos de los colores tendencia en paredes para 2024. Sus paletas de tonalidades nos hacen sentir tranquilidad, sosiego y alegría al mismo tiempo.

La marca de pinturas Bruguer ha lanzado un nuevo tono de moda para el próximo año, en la línea de los colores que serán tendencia en paredes en 2024. Se llama Dulce Hogar y se presentó en un evento en Madrid, con la participación de la decoradora Miriam Alía. «La gama de tonos rosas, marrones suaves y terracotas aportan sensación de confort y tranquilidad y son perfectos para crear espacios que nos hagan sentir en paz».

El equipo de expertos en color del Centro Global de Estética de Bruguer, ubicado en Amsterdam y dirigido por Heleen Van Gent, directora creativa de AzkoNobel, se reunió como cada año con periodistas, sociólogos, arquitectos y diseñadores. Juntos analizaron las tendencias culturales, patrones tecnológicos y conductas sociales que después se han transformado en los colores tendencia en paredes 2024.

Mira aquí los colores de moda en paredes 2023

Optimistas y sutiles, así son los colores tendencia en paredes para 2024

Con una predominancia del rosa y sus variantes, la colección Dulce Hogar consta de tres paletas con 28 tonos de moda, combinables entre sí. Por un lado, están los colores cálidos: que van desde la arcilla a las arenas africanas, la piedra y la terracota. También los colores tranquilos, como son el verde salvia o el clásico azul marino. Y finalmente los colores estimulantes: amarillo sol y rosa pluma. Colores pastel que aportan alegría a las estancias y nos invitan a sonreír.

Los colores tendencia en paredes para 2024 son sutiles y optimistas, inspirados en la suavidad de las plumas y de las nubes del atardecer. Además de ser una gama de color cálida y práctica, también es un color de base que sirve para combinar con muchas otras tonalidades. Y adquieren diferentes tonos con la incidencia de la luz, aportando calidez a los espacios que dan al norte, o suavidad a las habitaciones bañadas por el sol.