stand en Maison&Objet París

Si hubiera ido a París, habría sentido el sol calentando mi rostro mientras ascendía por las escaleras infinitas del Sacré-Coeur. Si hubiera ido a París, habría conocido los 7 pabellones de la feria Maison&Objet en el recinto de Paris-Nord Villepinte. Habría recorrido los stands de las 1.800 marcas de más de 50 países, deleitándome con las últimas tendencias en decoración, y hubiera visto los diseños premiados en los Rising Talents Awards. Pero no pudo ser. Porque nuestro ya viejo conocido el señor Covid-19 decidió hacerme una visita inesperada, de esas que llaman a tu puerta sin avisar, en el peor momento del año. Ojalá hubiera podido tocar con mis propias manos la experiencia presencial de Maison&Objet. Pero tengo que conformarme con lo que me ha contado la organización y mis compañeros de la prensa. Que no ha sido poco. Hasta la próxima edición. Porque, como decía Rick en Casablanca: «siempre nos quedará París».

ambiente en Maison&Objet

La edición de marzo de Maison&Objet dio comienzo un jueves, primera novedad que fue acogida con entusiasmo por los visitantes. Alrededor de 51.600 almas (menos una, yo), visitaron la feria del mueble por excelencia de la capital francesa, procedentes de 136 países. Entre ellos, cerca de 2.500 eran profesionales del sector hospitality.

Maison&Objet fue también un altavoz para marcas que no estaban presentes con los tradicionales stands. Esto fue posible gracias a los espacios de tendencia «What’s new?» , diseñados por Elizabeth Leriche, François Bernard, François Delclaux y Julia Rouzaud; o en el itinerario Maison&Objet In The City. Además, millones de seguidores de Maison&Objet podían seguir las noticias de la industria en Instagram, Facebook, LinkedIn, Twitter, Pinterest, WeChat, y hasta Tik Tok. Bendita inmediatez de las Redes.

showroom de M&O In the city
M&O In the city
stand en la feria de París M&O

Sostenibilidad y materiales premium

Si hubiera ido a París, también me habría dado cuenta de que a la gente ya no le interesa el lujo por el lujo. Que nos hemos vuelto más comprometidos y más sofisticados, también. Porque si la sostenibilidad fue uno de los conceptos más demandados en Maison&Objet, los materiales premium compartieron protagonismo. Si hubiera podido visitar la feria, habría rozado con mis dedos el suave tacto de las superficies de alabastro que poblaban los stands más exclusivos. Pero también habría percibido que los materiales más luxury no tienen porqué ser los más caros. En Maison&Objet se ha notado un auge de los nuevos materiales reciclados y recliclables, desde una perspectiva de la sofisticación. Productos que tienen en cuenta el cuidado del medio ambiente pero a la vez son muy `classy´. Como solo pueden serlo en París. Oh là là!, París.

showroom del evento In the city
M&O Int he city

Maison&Objet se traslada a la ciudad

Recorriendo los rincones más chic de París, habría disfrutado del circuito Maison&Objet in the city. Una forma de suplir la falta de la Paris Design Week que se celebra paralelamente a la edición de la feria del mueble de septiembre. El evento se trasladó en marzo a la ciudad en esta primera edición de Maison&Objet In the City: un tour reservado a los profesionales que abrió las puertas de los espacios más bellos del mundo de la decoración parisina. Y es que, a diferencia de la Paris Design Week, el evento In the city se centra en showrooms y exposiciones con clara vocación B2B.

En septiembre, el programa de la feria será mejorado con un nuevo proyecto bajo el nombre de `Future on Stage´, dedicado a nuevas empresas destacadas por su carácter innovador. Los Rising Talent Awards esta vez se centrarán en los Países Bajos. Mientras que la Semana del Diseño de París promete interpretar las tendencias a través del prisma de la industria. Oh là là, París. Espérame en el cielo para vivir la vida en rosa.