“Lujo es no tener lo mismo que todo el mundo”

Viendo posar a Lázaro Rosa-Violán con sus inseparables bracos de Weimar, como una prolongación de su elegancia natural, uno no imagina que de no haber sido interiorista, le hubiera gustado ser boxeador. Pero fue pintor, primero, arquitecto, después; para finalmente dedicarse al diseño de interiores, donde su punto fuerte es crear atmósferas a través del uso de la estructura, las formas y un agudo sentido del espacio. Aunque muchos medios le etiquetan como ‘interiorista del momento’, Lázaro no se lo cree demasiado. “Yo solo hago mi trabajo”. 

Fuiste pintor antes que diseñador, ¿crees que esa particular concepción de los espacios como cuadros es lo que diferencia tus proyectos?

Pues posiblemente, pero la verdad es que no me he parado a pensarlo. La pintura te da una base cromática y ambiental plana, en 2D, muy útil para proyectar. Luego el proyecto es la evolución, es la representación en volumen, el cuadro tangible. 

Sabina Clubhouse, Ibiza. Un proyecto de Lázaro Rosa-Violán
Sabina Clubhouse, Ibiza. Un proyecto de Lázaro Rosa-Violán

¿Qué tipología de espacios son los que más disfrutas diseñando? 

Todos. Cada uno presenta sus propios retos y eso los hace únicos. 

¿Con qué cliente -o proyecto- te has sentido más agusto trabajando?

Con muchos, creo que cuando te gusta lo que haces siempre disfrutas. Es cierto, que hay momentos “críticos” y de muchos nervios, pero sólo son minutos, al final, lo que cuenta es el resultado y que el cliente esté satisfecho. 

¿Cómo desarrollas desde el estudio el proceso creativo con cada cliente?

En Lázaro Rosa-Violán Studio todo empieza con una conversación. El cliente nos explica qué quiere, qué imagina y qué necesita, y una vez tenemos claro esos puntos, empezamos el proceso. Analizamos, buscamos y nos ponemos a diseñar. 

Lázaro Rosa-Violán: “Cuando te gusta lo que haces, siempre disfrutas”

Restaurante Amazónico London, de Lázaro Rosa-Violán
Restaurante Amazónico London

¿Qué significa para Lázaro Rosa-Violán el lujo en el interiorismo?

No tener lo mismo que tiene todo el mundo y el sentirme cómodo, como en casa. 

¿Qué debe tener un proyecto para que no pase de moda?

Equilibrio.

En la elección del mobiliario, ¿recurres a marcas comerciales o prefieres diseños exprofeso para cada proyecto? ¿Cuáles son tus marcas icónicas?

Un poco de todo, aunque hay muchos factores a tener en cuenta, como si el cliente tiene mobiliario que quiera y se pueda aprovechar, la localización de proyecto, las necesidades a cubrir, etc. 

“Un proyecto equilibrado no pasa de moda”

Has diseñado algunos proyectos muy mediáticos, ¿Crees que han contribuido a convertirte en el ‘interiorista de moda’? ¿Cómo te sientes con este tipo de etiquetas?

Creo que han dado a conocer el trabajo de Lázaro Rosa-Violán Studio, pero no sé si a convertirme en el “interiorista de moda” como dices. Muchas de estas etiquetas me sorprenden, porque no me lo creo, yo sólo hago mi trabajo, ¿sabes?  Pero siempre gusta que reconozcan tu trabajo y lo que haces. 

Restaurante MAD en Huston
Restaurante MAD en Huston

En los últimos años hemos asistido a un boom de locales de diseño, ¿opinas que el cliente de contract está preparado para valorar en su justa medida un buen proyecto de interiorismo?

Cada vez más. No tiene nada que ver el cliente de hace 10 años con el de ahora. Éste está más viajado, más cultivado y tiene un criterio más definido. 

¿Qué será lo próximo que veremos salir de tu estudio? ¿En qué proyecto andas inmerso? (si se puede contar…)

Pues hay un par de proyectos que les queda poco para ver la luz y creo que van a tener bastante repercusión, pero no puedo decirte más. 

Expresso Lázaro Rosa-Violán

  • Un interiorista: Vincenzo de Cotiis
  • Un pintor: Picasso
  • Un cuadro: El jardín de las delicias de El Bosco. 
  • Un diseño icónico:  Museo Calouste Gulbenkian, Lisboa
  • Un espacio inspirador: La Fundación Vasarely de Aix en Provence
  • Un proyecto pendiente: Un museo
  • Una profesión frustrada: Boxeador profesional

Publicado en revista spaincontract nº. 40