Sillas. Recopilamos diez modelos de sillas de diseño que han marcado la historia del diseño industrial en esta categoría de producto. Clásicos del siglo XX, e incluso del XIX, que continúan de total actualidad, siguen reeditándose, decoran espacios de todo el mundo y sirven de inspiración a nuevos modelos. Sillas imprescindibles.

10 sillas de diseño imperdibles

Silla nº 14. Michael Thonet, 1855

Conocida también como Silla Thonet, el modelo 14 revolucionó el sector: la innovación de la tecnología de curvado de madera al vapor para su haya maciza, su adaptación a la producción a gran escala y su reducido empleo de material la convirtieron en récord de ventas. 

Silla nº 14. Michael Thonet, 1855

Wassily. Marcel Breuer, 1925

Breuer, miembro de la Bauhaus de Dessau, introdujo con este modelo los tubos de acero en la fabricación de mobiliario. La silla B3 recibió su nombre en honor al pintor Wassily Kandinski. Se dice que Breuer la diseñó para él, pero parece ser que sencillamente recibió un duplicado tras admirar el modelo original ya acabado. Dino Gavina la reeditó años después y fue quien la bautizó como Wassily.

Silla Wassily. Marcel Breuer, 1925

S33. Mart Stam, 1927

Tubos de acero curvado con asiento y respaldo en textil dan forma a la silla S33, cuya principal innovación es su ausencia de soporte posterior con asiento volado. Van der Rohe y Breuer desarrollaron dos sillas de diseño similares y coetáneas, que causaron disputas por la autoría original, especialmente entre Stam y Breuer. Los tribunales le concedieron los derechos a Stam pero Breuer defendió toda su vida que la silla de Stam estaba inspirada en un boceto propio que le había mostrado en la Bauhaus.

S33. Mart Stam, 1927

Barcelona. Mies van der Rohe, Lilly Reich, 1929.

La silla Barcelona se diseñó para el pabellón alemán de la Exposición Internacional de Barcelona de 1929 y fue utilizada como asiento de los reyes de España durante la ceremonia inaugural. Lilly Reich, cuya intervención en el diseño ha sido reconocida a posteriori, trabajó estrechamente con Mies van der Rohe durante más de diez años y ambos fueron directores artísticos de la sección alemana de la exposición. 

Ejemplo de sillas de diseño. Silla Barcelona. Mies van der Rohe, Lilly Reich, 1929.

Butterfly. Ferrari-Hardoy, Kurchan y Bonet, 1938

Estructura tubular de acero con asiento suspendido en cuero para uno de los modelos más populares y copiados de la historia reciente de las sillas de diseño. Es el símbolo del diseño nacional argentino. Originalmente se bautizó como BKF, las siglas de sus autores.

Silla Butterfly. Ferrari-Hardoy, Kurchan y Bonet, 1938

Silla 3107. Arne Jacobsen, 1955

También conocida como Silla nº 7, desde su lanzamiento hasta nuestros días ha sido enormemente popular. Se han diseñado diferentes versiones de este modelo apilable, cuya principal innovación residió en el moldeado de la madera laminada, que lograba que asiento y respaldo fueran de una sola pieza.

Silla 3107. Arne Jacobsen, 1955

Tulip. Eero Saarinen, 1957

Saarinen quería una silla de plástico, sin elementos metálicos. Incluso intentó que fuera de una sola pieza, pero la tecnología no estaba suficientemente avanzada. Así que tuvo que emplear un pie de aluminio, forrado en plástico, al que unió el cascarón reforzado con fibra de vidrio.

Silla Tulip. Eero Saarinen, 1957

EA105. Charles&Ray Eames, 1958

Tras otras grandes aportaciones experimentando con madera moldeada y plástico en sus sillas de diseño, los hermanos Eames llegaron al aluminio. El modelo EA105 pertenece a la serie Aluminium Group, una colección concebida para vivienda, utilizable en interior y exterior. Hoy, el modelo de los hermanos Eames equipa oficinas de todo el mundo.

Silla EA105. Charles&Ray Eames, 1958

Apilable. Verner Panton, 1967

La Apilable (hoy conocida como Silla Panton) fue la primera silla producida con un solo material y de un vaciado único. Panton experimentó con formas y colores, cautivado por las múltiples posibilidades del plástico. Su objetivo era crear una silla de una sola pieza, cómoda y apta para cualquier lugar.

Silla Panton. Verner Panton, 1967
Foto: Vitra

Sacco. Gatti, Paolini y Teodoro, 1968

Fue la primera bolsa-asiento producida comercialmente, que cambia de forma según la postura. Originalmente, sus diseñadores pensaron rellenarla de líquido, pero los inconvenientes que presentaba esta opción les hicieron decantarse por bolitas de poliestireno expandido.

Sacco. Gatti, Paolini y Teodoro, 1968