recreación de la fachada de esta vivienda Passivhaus en Picanya

Hablamos de una de las viviendas más eficientes proyectadas en la Comunidad Valenciana, que busca alcanzar la certificación de casa Passivhaus Premium. Se encuentra en proceso de ejecución en la localidad de Picanya (Valencia) y hemos hablado con los responsables del proyecto, el estudio Amalur Arquitectos para que nos cuenten en qué consiste este diseño bioclimático de vivienda.

Materiales saludables para su construcción y la búsqueda de una certificación en uno de los sellos más prestigiosos del mundo en eficiencia energética: el Passivhaus o casa pasiva. Diseño bioclimático, carpinterías y vidrios de alto rendimiento y la inercia y capacidad aislante del corcho natural, la fibra de madera y el propio bloque estructural utilizado en los muros; aseguran un perfecto comportamiento térmico del conjunto y un aislamiento acústico al alcance de muy pocas edificaciones en el mundo.

La vivienda se ubica en un área residencial del municipio de Picanya, en Valencia, y en su proceso de ejecución está definiéndose la consecución del máximo nivel de certificación energética para una casa, Passivhaus Premium.

vivienda que opta a la calificación casa Passivhaus Premium

¿Qué es una casa Passivhaus Premium?

Nos cuenta Raúl Pérez, arquitecto técnico y director de Ejecución del proyecto Insonu, que una casa Passivahus Premium “es aquella vivienda capaz de producir por sí misma hasta cuatro veces más energía de la que sus habitantes necesitan”. Consiste en el máximo nivel en la certificación energética de origen alemán Passivhaus, en la que se distingue entre Estándar, Plus y Premium. “Es un proyecto pionero en la Comunidad Valenciana, ya que en España aún no está permitido vender a la red la energía sobrante que produce una casa Passivhaus Premium”. Sí que es posible inyectar la energía producida de más a la red, pero no se recibe una remuneración por ello. “Al contratrio que en Alemania, donde nació la certificación Passivhaus”, explica Raúl.

Ventanas de caelux en esta casa passivhaus

En su estructura y acabados, esta posible casa Passivhaus Premium incorpora materiales tradicionales como la madera, la piedra y la cal. Forjados de madera vista y bóvedas de ladrillo cerámico de grandes luces se suceden conformando los volúmenes interiores de las distintas estancias.

La madera, aliada de la eficiencia

La madera, por ejemplo, es un material aliado para la consecución de la certificación de una casa Passivhaus Premium. En lo que se refiere a las ventanas, “con los espesores adecuados conseguimos una eficiencia térmica muy elevada. Además de las propiedades acústicas o la sostenibilidad medioambiental del material, factores también a tener en cuenta”, comenta Paco Casinos, gerente de Caelux, empresa proveedora de todas las ventanas del proyecto.

Con respecto al sistema de calefacción y refrigeración, Raúl Pérez explica que: “en las entrañas del edificio encontramos funcionando de forma combinada sistemas aerotérmicos de altísimo rendimiento y un avanzado sistema de renovación y filtrado del aire con recuperación de calor, que actúa como pulmón de la vivienda”. Este sistema está alimentado por una amplia extensión de placas fotovoltaicas en la cubierta, para asegurar una temperatura estable durante todo el año. Además de una excelsa calidad del aire interior a todas horas del día y la noche.

bóveda de ladrillo para una mejor temperatura en el interior

Temperatura óptima de confort todo el año

La combinación de todos estos factores, unido a la integración energética con el entorno, permiten mantener durante todo el año una temperatura óptima de confort. Esta temperatura es de alrededor de 20º en invierno y 25º en verano. “Sin necesidad continuada de sistemas activos más allá del sistema de ventilación”, explica el arquitecto técnico.

Ventanales aislantes de madera de pino

En la casa se han instalado ventanas con la sección “Caelux plus madera“. Es una sección de 94 mm de espesor, preparada para dar un aislamiento térmico elevado, con marco realizado en madera de castaño, certificada y de origen nacional. Está dotada de cuatro juntas de goma (dos barreras de agua, la junta para la estanqueidad y una junta acústica), más la goma del cristal. Según Paco Casino, gerente de Caelux, “se trata de una ventana que, por la estructura de su marco inferior y su espesor, está preparada para soportar condiciones de lluvia y viento muy extremas”.

Miguel Pérez, designer de esta casa Passivhaus Premium cuenta que “es un reto que nos ha obligado a empujar nuestros límites hasta conseguir un excelente ejemplo de esa arquitectura que buscamos en cada proyecto, combinando materiales saludables y sistemas constructivos y técnicos que permitan una altísima eficiencia energética”.

Un reto pionero que precisa la implicación de las administraciones y la sociedad en su conjunto, para que el abastecimiento exclusivo mediante energías renovables sea posible en nuestro país.